viernes, 30 de mayo de 2014

Capitulo 1: Fantasía







             En la oscuridad de mi habitación, no logro ver su rostro pero si siento sus manos ansiosas tocarme. Divaga por mis piernas con lentitud como si no tuviera prisa y yo; con la respiración agitada queriendo que esas manos tan suaves y caliente me toquen pero aun asi no logro que lleguen a mi sexo. Trato de alcanzar una de sus manos pero me la retira y la coloca al lado de mi cuerpo. Suelta mi mano y continua a subir por mis piernas sigsagueando; adentro, fuera, suave, lento. Cuando llega a mi centro, sus manos sube por mi monte de Venus sin llegarlo a tocar. Siento su caricia caliente y se que tengo mis bragas empapadas de mi excitación.


            Con las puntas de sus dedos va acariciandome haciendo camino y con él va subiendo mi camisón hasta llevarlo por debajo de mis pechos. De repente deja de acariciarme y se me escapa un gemido de protesta, «quiero que siga excitandome como hasta ahora».

         Entreabro mis ojos y veo su silueta desde lo alto y siento su mirada de depredador, caliente, llena de deseo y hambre de hombre a pesar que no veo su rostro, siento su energía sexual y su excitación. Me admira desde su posición y me excita, me muevo ante su mirada y me coloca una mano en mi vientre; comienzo a jadear y mi respiración es mas agitada. Lo veo llegar al borde de mis bragas y me acaricia con su aliento caliente y su respiración le hace coro a la mía. 

          Deja requeros de besos y de mordiscos sobre mi vientre y sobre mis bragas hasta que me la quita sin darme cuenta mientras sigo en un estado de éxtasis. Va subiendo por adentro de mis piernas alternandolas llenandolas de besos y mordiscos que van en línea directa a mi clitoris y me hace gemir antes la expectativa que llegue a mi centro.
Y como si me hubiera leido la mente, me separa las piernas y se instala entre ellas para comenzar a jugar conmigo. Comienza por mi monte de Venus mordiendolo, lamiendolo, besandolo y va bajando excitandome. Va dejando su marca segun la manecillas del reloj, los labios, pasa su lengua por mi apertura para terminar en mi clitoris en donde pasa su maravillosa y exigente lengua por él, jugando, excitando, mordiendo y lleno la habitación de jadeos y gemidos. Ya se me hace dificil respirar, mi piel se siente sensible, mis pezones estan tan erectos que duelen y mi boca esta seca deseando devorar la de él. 

          Continua su decandente hazaña, su lengua haciendose dueña de mi clitoris; sube y baja, succiona, besa, muerde hasta que comienza a crecer una sensación desde el centro de mi ser, una nunca antes sentida y todo acaba, para de torturarme, me quejo. Me mira con hambre de hombre con fuego en la mirada, se acerca a mí y me arranca con fuerza el camisón que estaba en mi pecho; dejandolos a la vista para su deleite y deseando su toque, su juego y comienzo a lamer, besar, succionar y acaricia con sus manos alrededor de mis tetas. 

          Se pasa de una a otra con la misma intensidad. Coloco mis manos en su cabeza y hago que se acerque a mi boca para devorarlo, excitarlo y nuestras lenguas se acarician por primera vez en la noche. Mi clitoris comenzaba a palpitar deseando su toque. Se restrega su entrepierna en la mía mientras nuestras respiraciones se hacian mas agitadas e irregulares. Su polla es grande, caliente y gruesa y mientras mas se retuerza en mi coño, mas crece mi excitación.

        Estoy aquí tendida debajo de su peso, jadeando, excitada, húmeda y deseando su polla dentro de mí. Me la imagino haciendose dueño y señor de mis adentros, apagando el fuego que siente por dentro y por fuera. Aprovecha mi éxtasis, nos separamos un poco y fue suficiente para que un destello de luz de la calle iluminará sus ojos. Ojos ardientes por el deseo, son de color verde; ahora sus pupilas estan dilatadas y me mira con ansias, con hambre. Me devora en un beso, sus manos estan estrujando mis pechos y su polla esta en la entrada de mi sexo y me muevo hacia adelante en busca de él y me complace. 

       De una embestida, se hunde en mi y siento que me voy a venir antes de lo previsto; jadeo ante su penetración. Siendo su polla caliente, gruesa y grande dentro de mi; espera unos segundos en lo que me acostumbro a su tamaño y luego comienza a moverse; afuera, adentro, afuera, adentro y voy buscando la sincronización  hasta que la logro; cuando él esta afuera, yo me muevo hacia adelante y viceversa. En siete idas y venidas, llega mi orgasmo explotandome entera, es una sensación que nunca la habia sentido y él explota y vacia su liquido caliente dentro de mi.

        Una vez que terminamos, me abraza y comienza a repartir tiernos besos en mi cuello y eso despierta  el deseo en mi hasta que oigo lo inesperado, abro mis ojos y me doy cuenta que todo ha sido un sueño húmedo y que hay alguien en la sala de departamento.  

       Veo el reloj que tengo en una de mis mesas de noche y marca las dos de la madrugada, tomo el palo que tengo detras de la cama y me dirijo a la sala en silencio y preparada para darle un golpe a cualquier; gracias a mi padre que nos dio clases de defensa personal. 

        Meto el móvil en pantalón de la pijama y cojo el palo. Abro la puerta de mi cuarto y hago el menos ruido posible; camino hasta el final del pasillo donde esta el recéptculo de la luz, alzo la centella en posición de ataque y a la vez prendo la luz; justo el ataque sorpresa pero cuando lo hago me quedo sorprendida a quien veo que esta en mi sala.

—¡Maldita sea, Paul que susto me has dado! ¿qué carajo haces aqui?
—Vengo a ver a mi hermosa novia.— me dice tambaleandose.
—¡A estas horas y borracho!
—No estoy borracho, solo bebí unas copas con mis jefes.
—Con tus jefes, ¿estas seguro que fue con ellos que te fuiste a beber?
—Claro amor, ¿con quién más?
—No me enganes, Paul. Te lo he dicho mil veces. Si me...
—Solo tengo ojos, manos, pies y a mi amiguito—me interrumpe y cuando me lo dice, se agarra su polla— solo para ti. Ven, quiero estar dentro de ti.
—No Paul, así borracho no.
—Joder, Loanne que no estoy borracho—me grita y doy un brinco del asusto.
—No me grites. No te lo voy a permitir que vengas a mi departamento en esas condiciones y encima me gritas. ¡Te vas ahora!
—Esta bien, disculpa no vuelvo a gritarte. Solo quiero estar contigo, con mi mujer.
—Asi no, te lo dije. Voy a buscarte la almohada y una sabana para que te acuestes en el sofa-cama.— ya no protesta porque sabe que no voy a cambiar de opinión y si es un poco inteligente, sabe que si insiste tendra que dormir fuera de aqui.                                 
 

        Fui hasta mi habitación en buscar su almohada y su sabana luego regreso a la sala y Paul ya había abierto la cama y estaba acostado. Le quito los zapatos, lo siento en la cama como puedo; le quito la chaqueta y la camisa a duras penas porque esta super pesado. Trato de quitarle los pantalones y por lo menos ahi me ayuda un poco pero aun asi fue dificil la tarea.

       Entre una cosa y otra ya son casi las tres de la mañana, me recuesto en mi cama tratando de remontarme mi sueño que fue interrumpido por mi querido novio. Aun siento vibrar mi cuerpo, arde mi piel y cuando cierro los ojos solo veo los de ese hombre. Es raro pero tengo la sensación que los he visto pero no reconozco en donde.
Despues de un rato, me vence el sueño y para cuando suena el reloj despierto con pesadez. Me doy una ducha rápida, me pongo una blusa blanca sin mangas, una falda azul que me queda hasta la rodillas, una chaqueta color marrón, zapatos de tacón alto del mismo color de la chaqueta, un bolso de manos, collar dorado. Me maquillo a lo natural y me dejo el cabello suelto; ultimamente me encanta llevarlo asi siempre. Salgo hacia la cocina y veo que Paul aun sigue dormiendo, me preparo mi taza de cafe, un emparedado y me siento en la mesa a comer mi desayuno tranquila.      


                           

        Minutos después y antes de irme trato de levantar a Paul sin éxito, decido dejarle una nota indicandole que hay desayuno y que me fui a trabajar. Salgo a la calle y reconozco que es un hermoso y brillante día y me lleno de esa misma energía. Llego a la oficina, saludo a la recepcionista y a la secretaria de Pierre. Me dirijo a mi área acomodando mis cosas en el escritorio y reviso mi agenda para el día de hoy. Por lo menos estaré en la oficina todo el día ya que tengo la reunión con los dueños de Smart Le Book. 

         Estoy toda la mañana concentrandome en la reunión de la tarde, preparando la presentación y la documentación para la misma hasta que una voz ronca y sexy me saca de mi tarea.

—Loanne, ¿ya tenemos listo la presentación de Smart Le Book? —me habla me jefe desde su despacho.
—En seguida te los llevo, Pierre.—recojo los documentos, me dirijo a su oficina con ellos en manos. Toco la puerta para poder entrar a su área de trabajo.
—Entra Loanne.
—Aquí esta los documentos para la junta. ¿Te encargas tu o yo?
—Hazlo tú, son tus clientes. Solo estaré presente para reforzar cualquier duda o inseguridad. De lo demás te encargas tú. – me sonrie y me recuerdo de los ojos verdes del hombre de mi sueño húmedo. -¿A qué hora tienes programada la cita?— me habla parandose de su asiento y caminando por la oficina.
—El señor Declet viene un poco después de la hora de almuerzo.
—Perfecto.—expresa dandome la espalda y voy viendo toda su parte trasera y me doy cuenta que debe de tener un culo súper apretado;  imaginandome su parte delantera.      
                                    

          Ese es mi jefe; Pierre Dupont, un hombre inteligente, caballeroso, generoso además de guapo; si muy guapo. Siempre muy elegante y de punta en blanco. A veces me pregunto por qué no se ha casado;  tiene todo lo que una mujer puede desear y querer en un hombre y él no es gay porque lo he visto coquetear con muchas mujeres; que por cierto, se le da muy bien. Sin dejar pasar que cuando llegue a la empresa y él aun no era el jefe, utilizó toda su armería para coquetearme y estuve a punto de caer en sus redes pero puse mis pautas y todo quedó ahí. 

       Conmigo fue al grano, desde que me vio supo lo que quería, no se inhibió; no sé porque no lo acepte para aquel tiempo estaba soltera; quizás fue para evitar cualquier complicación y como era recién llegada no se iba a ver bien una relación con uno igual. A cabo de unos meses, lo ascendieron y ya era imposible tener algo con él.

        Pero ahora no sé lo que me pasa con él; deseo saborear sus labios, que me arrope con sus caricias, quiero verlo completamente desnudo encima de mí, llenándome por completo hasta traspasar los límites y verlo como se viene conmigo, llenándome de su esencia; eso sería una verdadera delicia.

        Pierre continua hablando dandome unas instrucciones, las oigo pero no le presto atención; sigo admirando su espalda, su culo y fantaseando con que me folle. 

         Mi jefe me llama la atención y me disculpo por la distracción pero a la vez como si mi cara fue un libro abierto me mira fijamente y sus labios me da una sonrisa pícara, de esas que te hace quedar en blanco y desear que te devore como depredador. 

       «!Loanne, por Dios! Estas fantaseando con tu jefe en su presencia, tu no tienes remedio. Aunque no estaría mal si solo fantaseo. No le hago daño a nadie. Definitivamente necesito un revolcón; me esta matando esta calentura y hace dias que estoy en seguía. En donde estara mi adorado tormento, ¿que estará haciendo Paul?Ahora si que lo necesito»

         Salgo rapidamente de la oficina de Pierre, me dirijo a mi escritorio y decido llamarlo; busco mi móvil y marco su número pero me sale la grabadora, le dejo mensaje para que me llame lo antes posible. Cuelgo el móvil y después del fantaseo con mi jefe, continuo ultimando los detalles para la reunión de esta tarde. Se me pasan las horas volando y no me doy cuenta que ya es casi la hora de almuerzo. Hasta que una voz me saca de concentración.

—¡Loanne, Loanne! ¿Te quedas aquí o vas a comer?—me expone mi jefe parado frente a mí con sus manos metidas en los bolsillos del pantalón y dándome una de sus miradas penetrantes que hasta la más ajustadas bragas, se caen sin ningún esfuerzo.
—Sí, recojo aqui y me iré.
—Voy a un almuerzo de negocio pero vuelvo para estar en tu reunión.
—Entonces, te espero. ¿Quiere que te traiga algo?
—No, gracias.
—¿Ni unos macarons? — atacando su punto debil.
—Eeem…si pero no mucho que la última vez que los trajiste me los tuve que comer todos yo solo.
—Te compro macarons y si son muchos para ti, te ayudo a acabártelos—le expreso con cierta picardía.
—¿Meee ayudaría?—me expresa aún más cerca de mí; casi puedo oler su rico aroma a hombre, a sexo y veo un brillo en sus ojos que hace unos minutos no lo tenía.
—Claro que sí.
—Pues trae muchos macarons y celebramos.—da unos pasos para marcharse y se voltea para mirarme y darme una de sus sonrisas picaras.—Nos vemos luego.
Nous Sommes. (Nos vemos)

         «No lo puedo creer, le estoy coqueteando a mi jefe y él se ha dado por enterado y el condenado le gusta este juego. Esto no será una simple coquetería, lo sé y no sé si me pueda negar. ¿Sera que quiero estar entre sus brazos, deseando que me llene por completa, sentir como me toca, besandome, haciendome suya, sentirlo dentro de mi? Pues claro mujer, se te ve a mil kilometros de aqui que quiere que te folle»

          Dejo de tener estas fantasias sexuales con mi jefe, voy recogiendo mi area de todos los documentos de la junta de la tarde. Cierro mi computador, tomo mi bolso y me dirijo a la cafeteria que esta de frente al edificio para comprar mi alumerzo y luego ir a la Patisserie a conseguirle los macarons a mi jefe.  




     Aprovechando el almuerzo, realizo varias llamadas del trabajo y luego a Paul para saber en donde esta pero no lo consigo. Llamo a Sharon para confirmar ir al spa mañana; esta salida se volvío un ritual que hacemos de cada quince días y al tercer timbrazo me contesta la llamada.



—Hola Sha; ¿como estas?
—Bien, un poco ajetreada con el trabajo pero bien y; ¿tu, como estas?
—Ahora mismo estoy almorzando luego iré a buscarle unos macarons a Pierre.
—¿Vas a buscarle macarons a Pierre? Estas malcriando al chulo de tu jefe. ¿Te lo quieres tirar?
—Sharon por Dios, para tí todo es sexo.
—Sí y mas si esta esa belleza que es tu jefe en la cama esperando para ser devorado.
—Te llamo para saber lo de manana para ir al spa.—cambio de tema rapidamente, no quiero seguir con esta descarga sexual; suficiente tengo con el sueño y con las fantasías con mi jefe.
—Claro, hice arreglo en la oficina. ¿A que hora nos encontraremos?
—A las nueve de la mañana en mi departamento.
—¿En tu casa? Todavía estas saliendo con ese... Paul.
—Si, estoy saliendo con Paul. Aun no sé porque te cae mal.
—No me preguntes pero desde que lo conocí no me cayo bien. He sido sincera contigo y creo que él se ha dado cuenta pero a mí no me importa. Sin embargo, al papi chulo de Pierre, a ese lo quiero encima de ti. Tu te imaginas, tu y tu jefecito.
—Mira Sharon no quiero seguir imaginandolo.
—En que me perdí. ¿te ha dicho algo, te beso, te estrujo?
—No.
—No, pero... ¿Qué hiciste?
—Nada, bueno si, bueno no. Es que estoy fantaseando con él.
—Lo sabía, ¿te lo quieres tirar? Dime que sí, por favor.
—Sharon, por favor. Solo es una fantasía no va a llegar a más. Es mi jefe y no quiero complicaciones.
—Te imaginas debajo de él, acariciandote, besandote, chupandote, lamiendote, mmm, ricura.
—Basta, no seas tan gráfica.
—¿No me digas que ese hombre no te excita? Por que a mi...
—Sí, sí, sí. Para que negarlo. 


        Sharon continua molestandome en todo el camino a la Patiserrie, compro los macarons, llego al trabajo y al llegar me despido de mi amiga no sin antes confirmar la cita de mañana en el spa para las tres con la promesa de darle los detalles.
Llego la hora de la junta y estamos Pierre, los nuevos clientes de Smart Le Book y yo. Pierre y yo le aclaramos todas las dudas que tienen e intercambiamos varios detalles de la cuenta y después de hora y media debatiendo el diseño, la publicación de los contenidos en las redes sociales al final firman el contrato con nosotros. Cerramos el trato con una botella de champagne y unos aperitivos.

        Luego que se fueron los clientes; Pierre y yo nos quedamos un rato mas para ultimar unos detalles, comernos los macarons y beber la otra botella de champagne y entre copas y copas.

—Loanne, te invito a cenar.
—¿Ahora?— esto me sorprende y ahora que le ha dado. Espero que no haya mal interpretado mi coquetería. Maldición, creo que sí. No debí coquetearle, no me parece justo para él.
—No, estoy suficiente con lo he comido pero si mañana, ¿qué dices?
—Yo... no creo que sea bueno, Pierre. Tengo pareja.
—Pensandolo bien es mejor así, ¿verdad?
—Pierre... yo... lo siento. Yo... no quiero que...— es lo me sale de la boca, estoy un poco sorprendida con este arrebato.
—Más lo siento yo, tuve una pequeña oportunidad hace tiempo y la desaproveche.—me interrumpe para no ponerme en esta incomodidad.
—Es mejor que me vaya. Ha sido un día muy dificil para mi y quiero ir a descansar.
—Esta bien, recoge tus cosas y nos vamos, te acompaño a tu auto y luego me voy.

         Recogí mis cosas, él me acompaño hasta mi auto, me ayudo acomodar mis cosas y cuando nos despedimos. Me arrinconó entre mi auto y él.

—No puedo dejar ir, lo siento pero sino lo hago me voy a arrepentir el resto de mi vida y creo que te pasa lo mismo.

        Abrí mi boca para decirle lo mismo y me la cayo con un beso tierno como pidiendo permiso y cuando se lo dí abriendo mi boca para que tuviera libre acceso; me devora mi boca y nuestras lenguas se acarician con urgencia. Paso mis manos por su cabello para que el beso sea fuerte, urgente y necesitado. Pierre me aprieta fuertemente contra su pecho y nos devoramos en ese beso. Luego de unos minutos, nos separamos y lo miro meneando mi cabeza en negación; entro a mi auto y me voy dejandolo solo.
 

Gracias a todos por comenzar conmigo en esta nueva aventura, esperando que sea de su total agrado y que disfrutemos de la misma.

!Gracias por el apoyo!

  


 

18 comentarios:

  1. simplemente QUIERO MAS!!!!!
    mucho exito Dama y sabes que cuentas con el apoyo de Rebelión, la lokoteca y sobre todo el mio
    mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi pelirroja bella, eso espero que quieras mas!!! Gracias por todo tus deseos y por el apoyo que has brindado hasta ahora y espero que sea para siempre. Te quiero mucho, Besos.

      Eliminar
  2. Muy buena, cuando el proximo capitulo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nohely, bienvenida!!! Espero que sea de todo tu agrado. Vamos a publicar todos los viernes. Esta pendiente en el fanpage https://www.facebook.com/dirizarryr y nos puede seguir dando me gusta a la pagina.

      Gracias y bienvenida otra vez!!!

      Eliminar
  3. ya me a dejado con gusto a poco!!!
    Quiero mas!!!!
    Dios mio ya dije que esto no podre leerlo cuando no este Pano!!!
    Todo mi Apoyo y tu Fan Numero 1 !!!!
    TQM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meli, solo lo dire... Pobre Pano!!! Tendra tarea que hacer, jajajaja. Gracias por el estar aqui en esta locura. Tqm!!! Besoss

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias por todo el apoyo Lorena y por estar siempre aqui. Tqm Besos

      Eliminar
  5. Damaaaaaa es muy bueno!!!!!!! Yo quiero un novio y un jefe así, sobre todo el jefe que está como para una noche de lujuria.
    Ahora a esperar el siguiente y aquí me tendrás como siempre comentando y disfrutando de tu historia.
    Un besito y felicitaciones!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, no; yo prefiero al jefe... jajajaja. Gracias por leernos.Ya calentamos motores y esto sera un torbellino de emociones. Besos, Sonia. TQM

      Eliminar
  6. :O ese jefecito esta como un tren dios que me lo como y no con nutella precisamente, por dios excelente capitulo de verdad creo que esperare el próximo capitulo pero de verdad este comienzo promete y promete mucho.... Éxitos excelente cap tqm.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El jefecito nos sacara cada suspiro... jajaja. Gracias por el apoyo, mi angelita. Besos,tqm

      Eliminar
  7. Mami de mi corazón, sabes que te amo muchísimo! Excelente y calenturiento capítulo, magnífico incio, me ha encantado y pues desde ya espero con ansias el próximo capítulo! Amo a mi familia ♥.♥ besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa, mi nina de mi corazon. Gracias por apoyarme en esta caliente historia. Que bueno que te ha gustado. TQM Besos!!! Nos leeremos el viernes.

      Eliminar
  8. Ohhh que calor, definitivamente un comienzo muy fuerte e interesante, ya quiero seguir leyendo.
    No te voy a desear suerte porque no la necesitas, esto es trabajo bien hecho y un exito seguro
    Muchas felicidades... besos mil ♥♥♥♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, my teacher!! Gracias por siempre estar aqui conmigo en todas mis lokuras, esto me tiene muy ilusionada asi que palante y que bueno que te haya gustado. Gracias y mucho exito a ti tambien con Inevitable. TQM... Besos

      Eliminar
  9. me encantoooooooooooooooooo el capitulo, ayy por ese jefe, yo tambien quiero un jefe asi , quiero mas y mas , te felicito Damaris , excelente comienzo ya tenes una lectora, que esperara con ansias los capitulos todos los viernes, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sol. Gracias por el apoyo que me estas brindando y creeme yo tambien quiero un jefe como ese, mmmm. Gracias por leernos y nos veremos en el proximo capitulo.

      Eliminar